Independiente de las circunstancias que atravesemos, los seres humanos requerimos desarrollar aptitudes que nos permitan transitar dichas circunstancias. Ser emocionalmente inteligentes implica tomar decisiones sobre quién de verdad queremos ser y qué tipo de relaciones queremos cultivar.  Conocernos a nosotros mismos es un inmenso y maravilloso desafío. Luces y sombras que hablan de lo que nos importa y de lo que creemos o nos “hicieron creer”. 

Nuestra invitación es a que nos encontremos con nuestra mejor versión y que decidamos de una vez por todas a qué vamos a decirle que sí en nuestras vidas y a qué, definitivamente, le diremos que no. 

Miedos, tristezas, vergüenzas, inseguridades, poco valor, dudas, enojos tienen mucho que decirnos de nosotros. Aprender a ver ese mensaje es parte de nuestro desafío.

Te invitamos a transitarlo y a descubrir en ti a ese ser humano llamado a trascender.